“MALL PASEO DE CHILOÉ” EN CASTRO. LA IRREVERSIBILIDAD DEL DELIRIO

javi montero

CRÓNICA DE UN DISPARATE

Castro. Mall de Chiloé. Chile (2)

La calidad de un edificio o de una intervención urbana jamás se mide por su tamaño, sino por valores como su capacidad para integrarse y participar del espacio, enriqueciéndolo e incluso creando sinergias para lograr una mayor cohesión entre las distintas partes de una ciudad. El diálogo y gradación entre escalas y volúmenes es fundamental a la hora de hacer ciudad, porque el protagonismo debe estar en la ciudad misma, como organismo dinámico, múltiple y buscador de amistosos encuentros. Lo otro es arrogancia, vanidad y, sobre todo, desprecio.

Lleva razón la plataforma “Ciudadanos por Castro” al arremeter contra este mamotreto que ensombrece la vida de Chiloé. Por su parte, la UNESCO ya emitió su informe centrado en la amenaza a las “Iglesias de Chiloé”, arquitectura eclesiástica en madera realizada por los Jesuitas en el S. XVII, que cuentan con un “Valor Universal Excepcional”, y en cuya Declaración además de su importancia histórica, arquitectónica y artística, se apelaba al mantenimiento de su “presencia dominante en el paisaje”. ¿Cual os parece ahora el volumen dominante en el paisaje de la ciudad? Castro cambió para siempre. El delirio no tiene marcha atrás.

Para saber más:

http://www.malldecastro.com/

INFORME UNESCO:

Haz clic para acceder a 1397058003_informe_mision_chiloe_resumen_y_conclusiones_cas.pdf