XURXO DURÁN. MÁS ALLÁ DEL CUADRO

 Xurxo Durán. Pintura (6).bis

javi montero/ La Voz de Galicia. Marzo de 2011

La pintura, aún siendo materia viva y autónoma, se afana por crear lazos entre sí, desbordando sus límites para generar nuevas relaciones espaciales a través del contraste de tensiones y fuerzas, de la misma forma que sus Intervenciones tratan de modificar o recualificar la percepción del entorno que nos acoge

A lo largo de la historia del arte la pintura siempre ha contribuido a transformar nuestro espacio existencial, aunque en esencia se reduzca a un campo bidimensional sujeto a los límites físicos de la tela sobre un bastidor. Pero es en el contexto de la modernidad cuando las fronteras entre los géneros artísticos se difuminan y la pintura se emancipa definitivamente de su referente figurativo, para convivir e interactuar con otros lenguajes que aspiran a transformar y valorizar nuestra percepción de la realidad.

Xurxo Durán es un artista joven, formado en Bellas Artes y afincado desde hace tiempo en la ciudad francesa de Rennes,donde desarrolla una intensa actividad en colaboración con distintos colectivos de investigación y divulgación artística, que muchas veces se materializa en interesantes intervenciones en el ámbito urbano. En mi opinión son estas experiencias en el campo de la Instalación lo que de alguna manera está marcando la exposición, aunque esta sea de pintura y se limite al espacio acotado entre las cuatro paredes de la galería.

Expo. Cambados (5)

El artista cambadés propone una serie de cuadros de pequeño y mediano formato dispuestos sobre grandes telas donde se entremezclan enérgicas pinceladas de tres colores primarios -rojo, amarillo y verde-, sin llegar a cubrir del todo el fondo blanco del lienzo. A partir de aquí cohabitan distintas propuestas que forman un conjunto definido por los contrastes entre colores puros, formas elementales y diferentes texturas.

Lo que me interesa destacar es que partiendo de presupuestos a priori emparentados con el <<hard Edge>> de los años 60 (Morris Louis, Kelly, Nolan, etc.), su opción es, sin embargo, la de indagar en las relaciones entre el objeto-manufactura pictórica y la percepción del espacio, siguiendo investigaciones de artistas como el último Rothco, o más recientemente las distintas corrientes del arte de la Instalación.

Se produce una solidaridad consciente entre ambiente y pintura, esa interacción que tiende a la globalidad sin renunciar a las especificidades del lenguaje pictórico.

Me refiero a que si bien la pintura sigue siendo una materia viva y autónoma, esta se afana por crear lazos entre sí, desbordando los límites de la pared para generar nuevas relaciones espaciales a través del contraste de tensiones y fuerzas, de la misma forma que sus Intervenciones tratan de modificar o recualificar la percepción del paisaje y sus preexistencias.

Expo. Cambados (2)El vacio penetra en el campo de la pintura y esta se expande para invadir el vacio. Y en este juego impone sus ritmos. Se muestra vibrante, frenética; apagada, pausada. Se extiende y se contrae, dependiendo de las tonalidades en juego: frías, cálidas o neutras. Formas redondeadas frente a líneas rectas. Colores contratados y planos monocromos. Formas fluidas y fuertes empastes. Gestualidad frente a purismo visual. Incluso abstracción frente a figuración.

Sus aparentes contradicciones no pretenden formular claves interpretativas de lo real, sino provocar estímulos, sensaciones, emociones en el espectador. Generar tensiones que afectan y condicionan nuestra facultad perceptiva.Expo. Cambados (1)

Las diferentes piezas se enfrentan en un ámbito visual y concreto, pero este acaba redimensionándose a través de la incidencia de la luz en las superficies impregnadas de color. El aire se inunda de color y crea una nueva realidad que nos envuelve, una experiencia plena que abre infinitas perspectivas frente a nuestra esquematizada percepción del mundo. Se lo aseguro: vale la pena dejarse llevar por esta explosión de formas, luz y color.

MÁS OBRA EN:

http://xurxoduransineiro.wordpress.com/