HENRI MATISSE

matisse-1922

<<Aspiro a un arte del equilibrio, de la pureza. Un arte que no intranquilice y desconcierte. Me gustaría que el individuo cansado, agobiado, quebrado encontrara paz y quietud en mis cuadros>>

<<En lo referente al bodegón, la función del pintor es reproducir a colores los objetos que ha escogido para su composición de modo que respete la singularidad cambiante de los tonos y su interrelación…Copiar únicamente los objetos que constituyen un bodegón no es arte. Lo único importante es traducir el sentimiento que despiertan en uno mismo, la sensación que causa el conjunto, las relaciones que existen entre los objetos…>>

<<Seguramente que entre la música y el color no hay nada más en común que el hecho de que ambos siguen el mismo camino. Siete notas con ligeras modificaciones son suficientes para crear sabe Dios qué universo. ¿Debería ser diferente en las artes plásticas?>>

Henri Matisse (Francia, 1869-1954) fue uno de los autores más creativos, poliédricos y versátiles de las Vanguardias. Su carrera se inicia en el París finisecular, influido primero por los impresionistas y más tarde por la generación de Cézanne, Derain, Rouault y los “fauves”. Su trayectoria ilustra como pocas la evolución de la pintura a lo largo de la primera mitad del siglo XX. El bodegón y las “ventanas” van a ser temas recurrentes a lo largo de toda su vida; junto a los paisajes y los desnudos, podemos vislumbrar su capacidad para emprender novedosas y continuas búsquedas que serán fundamentales para entender el inabarcable mundo del Arte Contemporáneo. Seguro que volveremos sobre este artista…