¿QUÉ ES EL PAISAJE URBANO HISTÓRICO? (II)

paisaje-urbano-historico

RESEÑA de Álvaro Jesús Álvarez Gutiérrez

La conservación urbana está rodeada de una cierta leyenda basada en la fascinación que los conjuntos construidos en épocas pasadas ejercen sobre el gran público: la representación de la historia, los valores de la memoria personal y colectiva, en definitiva, el espíritu del lugar. Dicha leyenda es, al mismo tiempo, la principal preocupación de los responsables de ella, enfrentados a un deterioro gradual de las estructuras físicas y sociales que sustentan tales valores. Ante dicha problemática, las cartas y recomendaciones internacionales en materia de patrimonio acontecidas en el siglo XX han ofrecido principios activos con el fin de consensuar este proceso de cambio. Conceptos como paisaje o sostenibilidad han permanecido implícitos aunque no explícitos, llegando a constituir la base conceptual de la reciente protección del patrimonio urbano.

Sin embargo, la tendencia globalizadora y las sucesivas amenazas bajo la inexorable ley del cambio a la que se encuentra sometido el patrimonio urbano pone en riesgo una herencia que, lejos de manifestarse únicamente en su dimensión arquitectónica, abarca el significado más trascendente de cada sociedad. Con esta idea nace <<El paisaje urbano histórico. La gestión del patrimonio en un siglo urbano>>. Los autores, Franceso Bandarin y Ron Van Oers, máximos dirigentes de la política cultural de UNESCO, ofrecen una perspectiva renovadora de conceptos como paisaje, urbano e histórico, basándose en el Memorándum de Viena y las sucesivas declaraciones con el objetivo de dirigir las políticas urbanas a la conservación de las ciudades históricas.

El contenido del libro está organizado en seis amplias secciones precedido por un breve pero intenso prefacio donde los autores exponen el objetivo principal de la conservación del patrimonio urbano: la permanencia de las estructuras tradicionales al menos mientras la ciudad histórica siga expresando los valores que la sociedad aspira a preservar, valores que son guardianes de la identidad y la memoria colectiva.

Las dos primeras secciones examinan en clave histórica la política acontecida en materia de conservación urbana: la primera analizada desde los orígenes del siglo XIX hasta la insurrección del Movimiento Moderno; en la segunda se indaga sobre las políticas de conservación tras la Segunda Guerra Mundial y los avatares de las cartas internacionales.

Tras la reflexión histórica, que no hace más que poner en crisis los criterios empleados hasta el momento, los autores ofrecen el paisaje urbano histórico como nuevo paradigma de conservación urbana, entendido como interpretación positiva de las dinámicas sociales y económicas como factor de cambio y la actuación de los valores y formas urbanas.

Bajo el título “El contexto cambiante de la gestión del patrimonio urbano”, el tercer capítulo aborda la problemática presente de la ciudad histórica, tanto a nivel interno como global, hasta confeccionar la pauta para una conservación urbana integral: la gestión del cambio.

Bajo una visión más pragmática, los dos siguientes capítulos desarrollan las herramientas propicias para la nueva política, dentro de una dinámica de carácter normativo, social, técnico y administrativo, enfocado a configurar una estrategia unánime ante las vicisitudes del siglo XXI.

La última sección no hace más que valorar el papel activo del paisaje urbano histórico, como herramienta catalizadora de los principios activos precedentes e instrumento activo frente a conceptos como globalización y su papel en la integración en la conservación del patrimonio y el desarrollo urbano.

En definitiva, el presente libro brinda una nueva visión ante un término maleable tal como el paisaje: una reflexión sobre el paisaje urbano histórico con tintes propositivos en una lectura en clave técnica pero de fácil asimilación, encaminada a convertirse en una herramienta proyectual para la conservación urbana en el siglo XXI.